Entradas recientes
Categorías

Don Carlos Vallecilla: El Origen de Nuestro Legado

Don Carlos Vallecilla Borrero nació en Cali y estudió en el colegio San Luis Gonzaga hasta cuarto de bachillerato. Hoy, después de 77 años de vida laboral, Don Carlos es reconocido como un gran líder empresarial del Valle del Cauca y, sin duda alguna, es un ejemplo a seguir para muchas personas que sueñan con emprender sus negocios. A sus 93 años, Don Carlos es presidente honorario del Grupo Carval, un grupo empresarial familiar conformado por 6 compañías cuya filosofía de negocio es el bienestar de los seres vivos. A lo largo de su vida, Don Carlos ha sabido enfrentar con entereza y gallardía momentos difíciles, superando varios obstáculos. Muy joven debió abandonar el colegio antes de terminar el bachillerato; “mi padre se enfermó y no pudo pagar los estudios. Yo era un gran estudiante y siempre salía primera, pero no pudimos seguir”, comentaba al recordar este momento. En lugar de derrumbarlo, estos obstáculos fueron forjando a un líder resiliente. Al poco tiempo, Don Carlos empezó a trabajar en el Banco de Colombia como patinador. En el Banco se destacó y llegó a ser gerente de varias oficinas. Mientras trabaja en el Banco, en unas vacaciones de 1951, decide viajar a Panamá, en donde visualiza con claridad su primera oportunidad de negocio; encontró en una esquina un negocio que vendía pollos asados a un dólar, un modelo de negocio que no existía en Cali para esa época. El arrojo que lo caracteriza lo llevó a montar su primer negocio: La Fonda del Pollo.: “Yo me levantaba a las 3:00 am y me iba a la galería, compraba los pollos a $3,25 pesos, no pasó mucho tiempo para que yo me diera cuenta que me estaba ganando más dinero en mi negocio que en el Banco, por lo que decidí dejarlo. Cuando le conté a mi padre que me iba a salir del banco, no le gustó, porque el negocio de los pollos siempre lo manejaban las mujeres, pero yo creía en él” señala Don Carlos, sonriendo con nostalgia.

La Fonda del Pollo marcó un hito en la historia de Don Carlos como empresario, quiencon el tiempo decidió dar un giro a su negocio y dedicarse a la producción de pollos.   Lo que no sabía es que con este nuevo emprendimiento viviría una de las crisis más grandes de su carrera., Una crecida del río Cauca  inundó la granja donde permanecían las aves, acabando por completo con toda la producción. Esto representó para Don Carlos la necesidad de recurrir a unconcordato que le permitiera pagar los $14.000.000 de pesos de esa época que había quedado debiendo.

Algunos años más adelante, en1985, luego de realizar una importación, se abre la posibilidad de jugar en el sector farmacéutico, donde evidenció una gran oportunidad que apalancaría y consolidaría su posición empresarial. Así nace Laboratorios La Santé. “En el año 87, junto con mi yerno, decidimos entrar en el mundo farmacéutico y creamos La Santé. Lograr consolidarlo fue una lucha muy grande. Nadie creía en ese momento en un laboratorio nuevo, tardamos como 4 años en poder llegar a línea de equilibrio, logrando conseguir personal calificado. Hoy en día y con mucho esfuerzo, está dentro de los 3 laboratorios más grandes de Colombia” relata Don Carlos.

Con el tiempo y luego de muchos años de esfuerzo, Don Carlos fue consolidándose en el mundo empresarial. Sin embargo, seguía teniendo un asunto pendiente en un sector que siempre le apasionó: la agroindustria. Desde siempre el campo fue una de sus grandes pasiones, lo que lo llevó, a sus 85 años, a emprender un nuevo negocio en una industria apasionante y con un gran porvenir: la porcicultura. Con el ánimo de aportar al crecimiento del campo colombiano, inicia en el 2012 un pequeño experimento que termina dando vida a Porcival; una empresa que hoy cuenta con más de 1,400 hembras activas y una producción anual superior a los 40,000 cerdos. Con el tiempo, Don Carlos se ha consolidado también como uno de los grandes porcicultores de la región, siguiendo el camino que han trazado las demás compañías que conforman el Grupo Carval, generando progreso en la industria y en la región con una filosofía de negocio basada en velar por el bienestar de los seres vivos. Así, Porcival pretende llevar a todos los rincones el legado de Don Carlos. Un legado de esfuerzo, de perseverancia, de valentía y de generación de valor compartido; el legado de la calidad desde el origen.

Etiquetas :
Compartir :
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *